3.31.2006

"EL SEÑOR DE CHESHIRE", DE ANTONIO GÓMEZ RUFO, INCITACIÓN A LA LIBERTAD Y HOMENAJE A BERLANGA

Gómez Rufo reconoció que antes de enviar la novela al Premio Ciudad Ducal de Loeches la había presentado en editoriales de primera línea pero, aseguró "me dijeron que no se podía publicar, que tenía un contenido excesivamente erótico, que no era políticamente correcta y que podíamos tener problemas."

Presentan el libro, junto a Gómez Rufo, Luis Gª Berlanga, Fernando Marías y Miguel Angel de Rus

Gómez Rufo reconoció que antes de enviar la novela al Premio Ciudad Ducal de Loeches la había presentado en editoriales de primera línea pero, aseguró "me dijeron que no se podía publicar, que tenía un contenido excesivamente erótico, que no era políticamente corecta y que podíamos tener problemas." El Señor de Cheshire está dedicada a Luis Gª Berlanga, porque, según afirma Antonio Gómez Rufo, "durante muchos años hemos compartido aficiones por ciertos aspectos culturales y una determinada concepción del mundo que fundamentan de manera esencial esta novela. Entre ellos la reivindicación del erotismo como cultura y el respeto a algo tan irrenunciable que tiene cada vez menos valor: la libertad."
Al hilo de estas palabras, Berlanga se quejó por la desaparición del erotismo en España; "cuando volvieron las libertades floreció la literatura erótica, hicimos el Premio la Sonrisa Vertical, parecía que la gente joven estaría interesada por el erotismo, pero no; a los chicos sólo les interesa el botellón. La literatura erótica está desapareciendo."
Fernando Marías, dijo haber leído la novela en tres sesiones y destacó "que es un libro especialmente divertido, muy ágil, que va a enganchar al lector.Creo que Antonio quiere quitarse responsabilidades al decir que es un divertimento literario. es una novela muy buena y consigue lo más importante, divertir."
La novela, ganadora del Premio Ciudad Ducal de Loeches, convocado por el Ayuntamiento de Loeches, Gestesa y Ediciones Irreverentes, transcurre en los primeros años del S.XX, en Inglaterra. Dogson, sobrino de Lewis Carroll, tiene el mismo defecto de su tío; un excesivo amor por las niñas, lo cual le ha llevado a la cárcel. Allí, sin poder recibir visitas, pide por carta a un noble aburrido que le haga un gran favor; que le envíe una muñeca articulada con la forma exacta de una bella mujer para saciar sus instintos y paliar su soledad. Es el comienzo de una trama de enredos en la que se cruzan las pasiones sádicas del preso, la complicidad del muchacho, el fabricante de muñecas, el noble aburrido, su esposa, un médico muy servicial, la excitante modelo y su novio sorprendido. Es un divertimento literario lleno de erotismo y humor que emparenta con las mejores obras de Tom Sharpe y Woodehouse, y en la que se perciben influencias literarias de Wilde, Villiers, De Quincey, Lautreamon, y del fetichismo de Luis García Berlanga. En la presentación se habló del paralelismo entre la novela y la película de Berlanga "Tamaño natural."
Para Antonio Gómez Rufo, su novela es un divertimento literario, "Un divertimento es una obra literaria de carácter ligero cuya finalidad es sólo divertir. Y eso es, exactamente, El señor de Cheshire."
En El señor de Cheshire, los personajes buscan el modo de evitar las normas morales de la época, más atentos a la satisfacción de placeres de todo tipo que al respeto a lo establecido. Dice Gómez Rufo, "A mí no me excita nada la prohibición. Estoy en contra de casi todas las prohibiciones; en ese sentido me considero un hombre de la Ilustración, un kantiano en el siglo XXI. Puede que a alguien le produzca morbo la prohibición, pero no a mí. Transgredir es otra cosa: es saltarse de la moral de los tiempos que se viven, adelantándose a ellos; sobrepasar la hipocresía, atreverse a pensar y a actuar, rechazar el concepto de perversión cuando se trata de comportamientos sexuales. Nos están robando la cualidad de seres libres; al menos que no nos quiten también la de seres eróticos."
Miguel Angel de Rus destacó que este tipo de novelas, que pretenden romper las fronteras de la moral de la época "tienen difícil acomodo en editoriales grandes, que sólo publican libros de consumo que procuran no molestar a nadie. Ediciones Irreverentes y el Premio Ciudad Ducal de Loeches ha apostado por El Señor de Cheshire, pero antes lo hicieron por la Mutación del Primo Mentiroso, de Francisco Nieva, una novela en que un chico se enamora de suprimo, que a su vez, tiene ensoñaciones eróticas con su madre. Sólo editoriales alternativas como Ediciones Irreverentes pueden darse el lujo de apostar por libros comprometidos."
El señor de Cheshire aparece en la colección de Narrativa de Ediciones Irreverentes, junto a autores como Horacio Vázquez Rial, Fernando Savater, Francisco Umbral, Miguel Angel de Rus, José Enrique Canabal, Juan Patricio Lombera, Antonio López del Moral y Francisco Nieva, ganador de la primera edición del Premio Ciudad Ducal de Loeches.
Antonio Gómez Rufo es ganador del Premio Fernando Lara por la novela El secreto del rey cautivo, ganador del premio Luis Gª Berlanga por Heltmut Newton, alma de tacón de aguja, Premio Nacional de Periodismo por La mujer y la media, y Finalista del Premio La Sonrisa Vertical por El último goliardo. Entre sus éxitos más recientes destacan Adiós a los hombres, Los mares del miedo (ambas en Planeta) y El alma de los peces (Muchnik).

Más información: http://www.edicionesirreverentes.com