9.15.2005

GArcía MArín insta a vivir el escenario para escribir una novela histórica

El proceso de documentación es una fase esencial para la construcción de una novela histórica. Y en ese proceso de documentación, además de conseguir una buena bibliografía es necesario, según José Manuel García Marín, "vivir los escenarios donde queremos que se desarrolle nuestra novela, como las ciudades, para sentir la vibración de las piedras". El escritor malagueño, autor de la exitosa Azafrán cerró con una conferencia sobre la documentación en la novela histórica el seminario de Creación Literaria Ciudad Ducal, que se ha celebrado durante estos días en el Museo Municipal, y que continuará en Madrid.
Obras como Bomarzo de Mújica Láinez, "que raya la erudición pero sin caer nunca en ella" –según García Marín–, o incluso El médico de Noah Gordon, "que a pesar de considerarse un best seller, no deja de tener una gran capacidad de ambientación", son algunas de las que influyeron en el autor de Azafrán, que también habló de León el Africano y Umberto Eco.

García Marín no pasó la ocasión para hablar sobre la mirada del escritor –un tema recurrente durante este curso "sin que nos hayamos puesto de acuerdo", según García Marín–. Para él, la mirada es fundamental para escribir porque "no hay que contentarse con lo que las cosas aparentan porque hay mucho más detrás", dijo el autor que, para apoyar sus palabras, se sirvió de una imagen donde se veía la ubicación descentralizada del Mihrab de la Mezquita de Córdoba, "el más bello de todos".